HOMENAJE A TINA MODOTTI

El nombre de la escuela es un homenaje  a la figura de Tina Modotti, fotógrafa apasionada, sensible y comprometida, cuyo legado fotográfico, pese a ser escaso, nos descubre una manera personal  de vivir y entender la fotografía. Aunque su estilo fotográfico pasó por varias fases, siempre hubo un elemento común  que definió su estética. Su gran sensibilidad, el respeto con el que miraba y fotografiaba, su obsesión por la técnica y su empeño en que la fotografía es el resultado de un proceso reflexivo, fueron determinantes en su obra.

 

Llegó un momento en la vida de Tina en que el activismo político ocupó el cien por cien de su tiempo. Ese compromiso que adquirió, unido al desencanto que produjeron en ella los cambios tecnológicos en pro de la velocidad y en detrimento de la calidad y la fuerza sugestiva de las fotografías, fueron decisivos para que decidiera abandonar su trabajo como fotógrafa para siempre…

 

Tras la llegada de la revolución, comenzó en México una intensa actividad social, cultural y política. En medio de esta efervescencia cultural llegó Tina Modotti al país,  junto al ya consagrado fotógrafo Edward Weston.

 

La revolución había convertido a México en un país ilusionante y muy atractivo para artistas de todo el mundo. Allí encontraron un lugar sin inhibiciones y lleno de contrastes que se convirtió en el contexto ideal para todo tipo de manifestaciones y experimentaciones artísticas.

 

Tina  llegó a México en 1923 siendo asistente de Edward Weston, de quien  fue también modelo y amante. De la mano de Weston aprendió la técnica y junto a él comenzó su trabajo fotográfico, que fueron desarrollando juntos hasta que en 1926 Weston volvió a los Estados Unidos y Tina continuó su trayectoria profesional en solitario.

 

Desde sus comienzos, la fotografía de Tina Modotti pasó por diferentes fases, hasta que en 1930 abandona el país por cuestiones políticas y se marcha a Berlín, donde acabará dejando la fotografía en favor de un activismo social y político que ocupará su vida hasta el final de sus días, en 1942.

 

Proporcionalmente, su carrera fotográfica ocupa una parte mínima en su vida. Sin embargo su obra es de tal intensidad, que ha dejado una profunda huella en la historia de la fotografía mundial. El respeto por lo fotografiado, ya sea retrato, arquitectura o naturaleza muerta, es algo que se transmite con tal fuerza en sus imágenes, que sus fotos se convierten en auténticos homenajes. Su dominio de la técnica es extraordinario y su sensibilidad, admirable. Una pasión que se transmite sin duda en todas y cada una de sus fotografías.

 

Existe numerosa bibliografía sobre la vida y la obra de Tina. Aquí dejamos bibliografía y algún enlace a medios on line:

 

Oscar en fotos: leyendo la leyenda

XLSemanal: la leyenda de Tina Modotti

Mujeres Riot: Tina Modotti, la fotógrafa revolucionaria

 

HOOKS, Margaret. Tina Modotti, fotógrafa y revolucionaria, Ed. La Fábrica, Madrid, 1993

PONIATOWSKA, Elena. Tinísima, Ediciones Era, México, 1992

DE LA CALLE, Ángel. Modotti, una mujer del s. XX, Ed. La Fábrica, Madrid, 2011

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies